English Search            

VUELVA ATRÁS  
NOTICIAS  

 ARCHIVO


ALEMÁN  

FINLANDÉS  

HOLANDÉS  

INGLÉS  

NORUEGO  

SUECO  

SWAHILI  

FRANCÉS  

FINANZAS
Choque a la vista en cumbre del G-20


por Jeb Sprague

PITTSBURGH, Estados Unidos, 21 sep (IPS) - Miles de manifestantes de todo Estados Unidos se congregarán en esta ciudad para protestar contra la cumbre del Grupo de los 20 (G-20) esta semana, que contará con 4.000 policías para proteger a los delegados de los respectivos países.

Los gobernantes del G-20, conformado por los ocho países más industrializados y economías emergentes, se reunirán este jueves y el viernes para examinar el cumplimiento de sus objetivos de restaurar el crecimiento de la economía mundial y reformar los sistemas financieros multilaterales.

"Los paquetes de ayuda financiera que los gobiernos del G-20 (otorgaron a las empresas durante la crisis) benefician a las corporaciones más grandes. Quienes terminan pagando son los ciudadanos de a pie", sostuvo Melissa Minnich, directora de comunicaciones del Thomas Merton Centre de esta ciudad, donde una alianza de organizaciones por la paz y la justicia organizan una marcha contra la cumbre este viernes al mediodía.

La alianza, que incluye a activistas sindicales, pacifistas, ecologistas, socialistas y comunitarios, critica a los líderes del G-20 y al capitalismo mundial, especialmente por las consecuencias que tienen las políticas que benefician a las empresas trasnacionales sobre la población trabajadora y de bajos ingresos. En los últimos 25 años, por ejemplo, esta nororiental ciudad estadounidense sufrió la decadencia de la industria del acero, la recesión y la caída en su población.

"Pittsburgh en especial sufrió las políticas que defiende el G-20, muy afectada por la pérdida de empleos y la 'des-industrialización' de la globalización. La gente considera responsables a estos gobernantes y las empresas internacionales con las que trabajan", dijo Carl Davidson, escritor sindical que pertenece al grupo local Beaver County Peace Links.

La cumbre es organizada por la Asociación del G-20 de Pittsburgh, derivada de la Conferencia sobre Desarrollo Comunitario del Condado de Allegheny, una especie de "compañía subsidiaria" de la Cámara de Comercio de Pittsburgh y otros grupos empresariales de la zona, según su vicepresidente, Bill Flanagan.

"El grupo incluye a muchos de los mayores intereses empresariales activos en la zona. Está integrado por empresas manufactureras, financieras, de salud, informática y energía", explicó el coordinador de relaciones públicas de la asociación, Philip Cynar.

Flanagan agrega que la cumbre del G-20 brinda una oportunidad óptima para integrarse más al mercado internacional. "Hemos aprendido que los capitales tienden a fluir libremente. Por eso procuramos que Pittsburgh se destaque en el mapa y atraiga a los inversores internacionales", dijo a IPS.

Grandes intereses comerciales participaron en la coordinación de la cumbre. "Nos comunicamos a diario con la Casa Blanca, el Departamento de Estado (cancillería) y el Servicio Secreto, en preparación para las operaciones de comunicación y la planificación de las recepciones en los 14 hoteles donde se hospedarán la prensa y los delegados", indicó Flanagan.

Decenas de organizaciones más participarán de forma paralela a la cumbre, como el grupo G-6 Billion, con una marcha ecuménica, una marcha por el empleo en el empobrecido distrito Hill de Pittsburgh, y una cumbre popular a favor de la justicia económica y ambiental.

David Hoskins, integrante de Bail Out the People, explicó a IPS "vamos a tener una marcha por empleo, que exija un programa de empleos federal como el del New Deal, en el distrito Hill".

Pittsburgh se encuentra en el estado de Pennsylvania, el único de Estados Unidos sin presupuesto propio. Sin dinero para pagar la totalidad de las jubilaciones, la ciudad vendió lugares de estacionamiento para recaudar fondos.

Con barrios fantasmas en las afueras de la ciudad y numerosas comunidades que padecen los efectos de la degradación ambiental, los activistas expresan que el desarrollo ha sido un proceso poco democrático concentrado en el centro de Pittsburgh.

El sur de Pittsburgh posee ricos yacimientos de carbón, donde se aplican técnicas de extracción nocivas que secaron un lago en las afueras de la ciudad y generaron enormes acumulaciones del mineral, con filtración de mercurio hacia el cercano río Monogahela.

La ciudad tiene decenas de grandes generadores eléctricos que funcionan con carbón, y una planta nuclear, todas sobre el río Ohio, que proporcionan electricidad a gran parte de la costa este del país.

"Es absurdo que la cámara de comercio de Pittsburgh y empresas con el banco PNC digan que son ecologistas sólo porque construyen edificios ecológicos", protestó David Meieran, integrante del grupo ambientalista Three Rivers Climate Convergence.

"Esas empresas mantienen considerables inversiones en empresas de carbón que practican técnicas extractivas nocivas, lucrando con la muerte y la devastación ambiental", afirmó.

En 2008, la Asociación Pulmonar Estadounidense advirtió que Pittsburgh ocupa el primer lugar entre las ciudades de EEUU con contaminación por partículas, en un "cóctel mortal de cenizas, polvo, residuos de diesel, productos químicos, metales y aerosoles".

Para proteger la cumbre, el gobierno de la ciudad reunió a 4.000 policías, inclusive muchos auxiliares del interior del estado. También estarán presentes 2.000 efectivos de la Guardia Nacional y un número sin determinar de agentes del servicio secreto con vigilancia de alta tecnología.

Diane Richard, funcionaria de información de la policía de Pittsburgh, explicó que habrá policías a caballo de otros organismos del estado.

Un habitante del centro de la ciudad dijo a IPS que gran parte de la población "es tan vieja y conservadora como la de Miami, (estado de) Florida, y no quieren ver pintura en aerosol ni quemas de banderas". Cree que la policía utilizará tácticas rigurosas contra los manifestantes.

El reverendo Thomas E. Smith, de la iglesia Monumental, ofreció el predio del templo y los lugares de estacionamiento a los manifestantes.

"Vamos a tener una ciudad-tienda de campaña que simbolice la necesidad de un salario digno, y un movimiento nacional e internacional de trabajadores similar a la campaña de personas pobres que (el pastor bautista y activista por los derechos civiles) Martin Luther King estaba organizando antes de ser asesinado" en 1968, explicó.

(FIN/IPS/traen-aq-rp/js/ks/na wd ip if fm fe/09)

***** + Crac: caos financiero internacional (http://www.ipsnoticias.net/_focus/crac/index.asp)

.