English Search            

VUELVA ATRÁS  
NOTICIAS  

 ARCHIVO


ALEMÁN  

FINLANDÉS  

HOLANDÉS  

INGLÉS  

NORUEGO  

SUECO  

SWAHILI  

FRANCÉS  

COLOMBIA
Libertad de Ingrid Betancourt podría demorar años


Por Constanza Vieira

BOGOTÁ, 2 ene (IPS) "Con Uribe no habrá intercambio humanitario". La frase dada a conocer este lunes por las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia refrenda lo dicho a IPS el viernes por una fuente cercana a esa insurgencia: "Las FARC no negocian con Álvaro Uribe", presidente de este país.

En Colombia hay dos cosas que aparecen favorables en las encuestas: la figura del presidente derechista Uribe, en trance de hacerse reelegir en los comicios de mayo, y el canje de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y de otros rehenes y uniformados, más tres estadounidenses en manos de las FARC, por unos 500 guerrilleros presos.

Mientras dos de los militares cumplieron en diciembre ocho años cautivos en la selva, Betancourt y su ex compañera de fórmula vicepresidencial, Clara Rojas, completarán el 23 de febrero un cuatrienio como rehenes.

La declaración de las FARC puso fin a una alerta en los medios de comunicación desde el 23 de diciembre, cuando corrió el rumor insistente de que la guerrilla deseaba estudiar la iniciativa diseñada por una comisión neutral integrada por Francia, España y Suiza, para facilitar un encuentro cara a cara entre las dos partes, a fin de negociar el intercambio.

El rumor sobre esa supuesta respuesta de las FARC "salió de Palacio", dijo indignado a IPS Juan Carlos Lecompte, esposo de Betancourt y quien, debido a las especulaciones que incluso hablaban de una inminente liberación de la rehén, puso fin a su estadía de fin de año en Francia con los dos hijos adolescentes de la ex candidata, de nacionalidad colombo-francesa.

La propuesta de los tres países, presentada el 12 del mes pasado, incluía despejar de militares y guerrilleros una franja de 180 kilómetros cuadrados en el suroccidente de este país andino, dejando la seguridad de los negociadores de ambas partes en manos de una comisión internacional.

Uribe dio el visto bueno a la propuesta recurriendo a un inusual despliegue mediático, a pesar de que su gobierno defiende que las negociaciones con los grupos irregulares deben hacerse en sigilo.

El sigilo se usó con las ultraderechistas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en proceso de desmovilización tras negociaciones secretas, y con el insurgente e izquierdista Ejército de Liberación Nacional (ELN), con cuyos negociadores se reunieron representantes del gobierno en La Habana en diciembre, en diálogos de acercamiento cuyo contenido no trascendió.

La guerra civil colombiana lleva más de cuatro décadas.

Los compromisarios internacionales para facilitar el canje afirmaron que el diseño estaba siendo entregado simultáneamente al gobierno y a la guerrilla. Pero en su comunicado, fechado el 29 diciembre, las FARC afirman no conocer aún su contenido.

La publicidad de una propuesta que sus diseñadores suponían confidencial generó en Colombia críticas al gobierno por poner en riesgo la iniciativa. Algunos coincidieron en señalar que el canje no podía volverse un tema electoral.

El comunicado de las FARC parece refrendar esta última inquietud: "El país necesita un Presidente con voluntad política, no sólo para el canje, sino para pactar con la insurgencia y con la participación del pueblo la solución del conflicto sobre la base de cambios estructurales en lo social, económico, político y otros órdenes, que beneficien a las mayorías", expresa.

Con esa afirmación, la guerrilla buscaría "que quienes están por el canje luchen contra la reelección de Uribe", dijo a IPS un miembro de la Mesa Ejecutiva Nacional del Frente Social y Político (FSP), movimiento integrante de la nueva unión de izquierda Polo Democrático Alternativo.

A su vez, la guerrilla lamentó la "actitud precipitada y ligera del Presidente" que, "en su afán de explotar electoralmente" la propuesta, "ha lanzado al despeñadero todo un esfuerzo diplomático".

A cinco meses de las elecciones presidenciales no se perfila aún un candidato que aglutine la oposición contra Uribe.

El viernes, último día hábil de 2005, el portavoz del Movimiento Bolivariano, estructura civil creada por las FARC para acoger a sus simpatizantes, no había dejado mucho espacio para el optimismo en cuanto a la libertad de Betancourt y sus compañeros de cautiverio.

"El intercambio se podría tomar cuatro años", había dicho el portavoz a IPS.

Según sus previsiones, 2006 sería el año "de la estrategia de los embajadores", durante el cual las propuestas de la comisión internacional recibirían continuas contrapropuestas hasta llegar a un acuerdo entre las partes.

Pero entonces comenzaría la etapa más compleja del intercambio, según la fuente, "porque lo primero que van a hacer las FARC es pedir a 'Simón' y a 'Sonia'", en referencia a una guerrillera de origen campesino y al comandante insurgente 'Simón Trinidad', detenido en Quito cuando cumplía funciones como negociador del canje. Ambos fueron extraditados por Uribe a Estados Unidos y están sometidos actualmente a juicio en ese país.

A raíz de esas extradiciones, "Uribe perdió soberanía para negociar el canje", el cual no se va a dar hasta que el presidente colombiano "convenza a los gringos (estadounidenses) de que le devuelvan a 'Trinidad' y 'Sonia'", agregó.

La política de guerra de Colombia es asesorada y financiada por Estados Unidos. Este país es el tercer receptor mundial de ayuda militar estadounidense, después de Israel y Egipto, y la misión diplomática de Washington en Bogotá es la más numerosa del mundo.

Para Alfredo Rangel, experto en temas militares y actual candidato al Senado por una lista uribista, no todo está perdido.

"Las FARC pueden liberar a todos menos a los tres gringos, y hacer una negociación aparte. A ambas partes les conviene hacer las negociaciones aparte. No mezclar", es su recomendación.

Según Rangel, "las negociaciones se cruzan" y por eso se debe negociar en un "paquete" la libertad de los nacionales, y en otro la de los estadounidenses a cambio de los extraditados.

El analista está de acuerdo en que la intermediación internacional es la vía para lograr el canje.

"El problema es cuándo. Este es un pulso político. Las FARC se favorecen políticamente, pero el gobierno también se favorece. ¿Quién se favorece más en qué momento? Ese es el dilema, poniendo las elecciones como un punto de referencia crítico", dijo a IPS.

En respuesta al comunicado de las FARC, Uribe volvió a blandir este lunes la salida del rescate violento, una opción rechazada por todas las familias de los rehenes, pero defendida por Betancourt en 2003, desde su cautiverio.

Ese año, un fallido intento de rescate violento emprendido por fuerzas gubernamentales terminó trágicamente el 5 de mayo, cuando los captores de la guerrilla cumplieron a sangre fría la orden de disparar contra sus rehenes en caso de verse acosados militarmente.

En la operación resultaron muertos el entonces gobernador en ejercicio del noroccidental departamento de Antioquia, Guillermo Gaviria, su consejero de paz, el ex ministro de defensa Gilberto Echeverri, y ocho militares. ***** + Colombia - Cobertura especial de IPS Noticias (http://www.ipsnoticias.net/_focus/colombia/index.asp)

+ El espejismo del canje humanitario (http://www.ipsnoticias.net/focus/ingrid/index.asp)

+ Comunicado del Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC (http://www.farcep.org/novedades/comunicados/sec2006/enero_01a.php)

+ Saludo de Año Nuevo de los gobiernos de Francia, España y Suiza, 23 de diciembre. Publicado por Bogotá tras conocerse el comunicado de las FARC (http://www.altocomisionadoparalapaz.gov.co/noticias/2005/diciembre/dic_23_05c.htm?PHPSESSID=32a7b046af84b1d4b6d4370a143a0b12

(FIN/IPS/cv/dcl/ip cb hd sl/05)

.